CONCEJAL OFICIALISTA CONECTADA CLANDESTINAMENTE DE LA LUZ

Luego de que semanas atrás el Gobierno de Mauricio Macri oficializó en el Boletín Oficial un aumento promedio del 24,4 por ciento en las tarifas de la energía eléctrica, una concejala de Cambiemos quedó en el ojo de la tormenta luego de que se descubrió que estaba enganchada de la luz. Desde el miércoles por la mañana circulan fotos de la casa de la edil oficialista Verónica López, ubicada en Mateo Sbert al 2300, en las que se ven cables de una conexión clandestina.

El colmo del ajuste: Descubren a concejal de Cambiemos enganchada de la luz en San Pedro La Opinión consultó sobre la situación a la concejala López, quien negó estar “enganchada de la luz”. “Es mentira. Cuando vine a vivir a este barrio, hace dos años atrás, había una conexión clandestina. Yo enseguida hice mi trámite y ahora estoy bien”, dijo la edil que responde al intendente Cecilio Salazar. Incluso hasta remitió a esta redacción una factura de la empresa prestataria Coopser a su nombre, pero que tiene domicilio de calle Bozzano. “Yo estoy en regla”, insistió.
Sin embargo, Coopser fue a su domicilio y constató que no tiene servicio: ni legal ni ilegal, en esa casa, a esa hora, no había luz. Allí estuvo este medio. La Opinión certificó con fuentes de la compañía que Verónica López tiene un medidor a su nombre y que tiene como domicilio del suministro una vivienda de calle Bozzano. Además, este medio pudo saber que en la cuadra donde vive la edil de Cambiemos hay pocos medidores y muchas conexiones clandestinas.

Una camioneta con empleados de Coopser estuvo en la zona de la vivienda de Verónica López. A una cuadra, desconectaron un suministro irregular. Y cuando llegaron a la casa de la concejala se encontraron con la sorpresa de que no había ninguna conexión. Los cables que se veían en las fotos que circularon a través de WhatsApp ya no estaban y en el pilar no había medidor alguno por lo que determinaron que en la vivienda “sacaron la conexión clandestina o viven sin energía eléctrica”.
LaOpinión volvió a consultar a López luego de certificar con fuentes de la cooperativa que en los registros de esa entidad no había medidor alguno a nombre suyo en la calle Mateo Sbert. La concejala dijo que había “trasladado el medidor” desde la casa de calle Bozzano y que quizás no apareciera todavía en los registros de Coopser. Sin embargo, en la compañía dijeron que “sería imposible” que sucediera una demora de dos años en la modificación de esos registros.

Cabe recordar que López ya había quedado en el centro de la polémica este martes, luego de presentarse junto a los ediles de Cambiemos Iván Paz y Natalia Claverini en las oficinas de Inspección para atender al público, en medio de un paro de trabajadores, lo que desató un fuerte cruce con los delegados que los calificaron de “hijos de puta”. Todo ocurrió luego de que los ediles aprobaran el Presupuesto 2019 donde ratificaron que percibirán el máximo posible de dieta.