SALTA-NOTICIAS

San José de Metan:
UNA CRECIENTE ARRASÓ CON UNA TOMA DEL RÍO CONCHAS Y MEDIO METÁN ESTÁ SIN AGUA
Debido a las tormentas en los cerros, una creciente destruyó una toma de agua que se encuentra en el río Conchas lo que provocó que varios barrios de Metán quedaran sin la provisión de agua y con baja presión en otros casos.
Por el inconveniente desde anoche la empresa Aguas del Norte no pudo hacer ingresar el líquido elemental a la planta potabilizadora, por la alta turbiedad. Esto provocó que distintos barrios como el San Martín, Fátima y Lugano, entre otros quedaran sin provisión y con baja presión en otros casos.
Personal de la firma trabaja, en estos momentos, bajo el agua, para tratar de reconstruir la toma y normalizar el servicio.
“Hubo una tormenta importante que no se sintió en la ciudad sino en la zona de los cerros por lo que hubo una crecida del río Conchas que destruyó la toma de agua, la arrastró. Por eso no pudimos ingresar agua al sistema desde anoche”, confirmó, Sergio Alemán, jefe de Aguas del Norte en Metán.

DESCARRILAMIENTOS EN EL SUR DE SALTA
Las copíosas lluvias y el mal estado de las vías provocaron el descarrilamiento de toda una formación de vagones tolva de origen chino.
El hecho ocurrió ayer, en horas de la tarde, cuando una formación de la línea Belgrano de Trenes Argentinos Cargas (TAC) circulaba por el Ramal C12 entre las estaciones Talavera y Macapillo en cercanías de la estación Joaquín V. González. A raíz del accidente, por el pésimo estado de la infraestructura de vía, volcaron en cadena una gran cantidad de tolvas cerealeras de origen chino. Afortunadamente no hubo víctimas.

LA LLUVIA CONTINÚA HACIENDO ESTRAGOS EN APOLINARIO SARAVIA Y ALREDEDORES
Desde la madrugada de ayer hasta las 10 de la mañana cayeron alrededor de 130 milímetros. Una familia y una pareja de abuelos tuvieron que ser evacuados. El agua volvió a ingresar a las casas y campos de cultivos.

Desde hace dos semanas la localidad de Apolinario Saravia viene siendo fuertemente golpeada por las lluvias. Ayer a la madrugada una fuerte tormenta trajo de nuevo el fantasma de la inundación y provocó nuevamente que una familia y una pareja de abuelos tuvieran que ser evacuados.
En diálogo con el periodista de la zona Carlos Siles, comentó que desde las 4 a las 10 de la mañana cayeron alrededor de 130 milímetros. “Continúa lloviendo, paró por 4 o 5 horas pero recién volvió a llover no tan fuerte, una llovizna pero el pronóstico no es alentador, va a volver a llover,” dijo.
En este sentido, aseguró que los barrios Obraje I, II, III y Cortadera, que sufrieron la última inundación volvieron a verse afectados. El agua ingresó nuevamente a la casa de los vecinos que allí habitan.
La situación en los campos de cultivos se complicó aún más. “Volvió a acumularse agua hoy aparentemente desbordaron los canales de riego, de siembra, los alcantarillados algunos están tapados, no están limpios, entonces esa agua que cayó volvió, prácticamente hubo un principio de inundación,” detalló Carlos.
Finalmente, aseguró que la familia evacuada ya pudo regresar a su casa y los abuelitos aguardan poder hacerlo en el Complejo Deportivo. “Es más que nada una precaución porque el agua iba subiendo por los 40 centímetros cuando lograron sacarlos de su casa,” indicó.