INVASIÓN DE TUCURAS

Tío Pujio invadido por “Tucura quebracheras”, de 11 centímetros de largo. Gigantes. La gente creen que se tratan de langostas y no lo son.
No solamente se las ve en los campos, donde hacen de los sembrados sus platos favoritos, sino en la localidad e, incluso, en las casas, lo que ha llamado la atención a vecinos. No estaba prevista la visita de lo que en realidad, insistimos, se llaman Tucura.

“Son inmensas y de color verde oscuro”. Este tipo de insectos son señal de problemas para la gente que tiene un contacto cercano a la actividad rural y han sido siempre una desgracia para la economía humana.

“En la época de mis padres, recordó una lugareña que pasó los 80,, se usaban lanzallamas y se intentaban hacer barreras, se hacían ruidos de percusión… todo se usaba para espantarlas”, a la que plagas de los 40 y 50, de langostas, cuando, al no haber insecticidas, a su paso devoraban todo.
Productores del norte de Córdoba, semanas atrás, alertaron sobre una invasión de Tucuras. Las jornadas con intensa temperatura y humedad, clima propicio para su desarrollo, hicieron que llegasen a Tío Pujio. También se vio algunos ejemplares en Villa María. Su presencia no ha pasado desapercibida.