LICENCIAS DE CONDUCIR ILEGALES

El Director de Tránsito de la Municipalidad de Rosario, Gustavo Adda, advirtió sobre la ilegalidad de licencias de conducir que son ofrecidas desde una comuna de Córdoba a través de las redes sociales.
Según precisó el funcionario municipal , estas licencias se otorgan por un centro habilitado en Ballesteros, el cual ofrece un servicio de traslado de ida y vuelta y se encarga de realizar el trámite correspondiente.

Sin embargo, como la provincia mediterránea no está adherida a la ley nacional de tránsito, estos plásticos carecen de validez a la hora de circular en Santa Fe como en otras tantas ciudades adheridas a la normativa nacional.

si bien se ofrecen como una licencia válida, no es licencia nacional”, y en “las ofertas q se hacen por medio de las redes sociales dicen que es habilitante para todo el país, lo que no es así, puesto que está fuera de los lineamientos básicos de las leyes nacional, provincial y la ordenanza local”.

Adda confirmó que el municipio ya realizó una presentación formal junto a otras provincias puesto que “Rosario y la Agencia Provincial de Seguridad Vial no tienen competencia para intervenir sobre el tema”. No obstante, aseguró que elevaron el reclamo ante el Consejo Nacional de Seguridad Vial, que se “comprometió a observar este inconveniente”.

También indicó que el carné del solicitante “sale con el domicilio que figura en el documento, pero con la dirección catastral de un centro de otorgamiento de otra comuna, con lo cual es ilegítimo y una trampa para aquel que lo hace de buena fe, porque hay requisitos que no se cumplen para poder circular en Rosario u otras ciudades adheridas a la ley nacional”.

El titular de Tránsito indicó que la sorpresa se la llevan los conductores cuando llega la hora de renovar la licencia o en el momento de afrontar un control de tránsito de rutina. “La característica de esto es que la gente se presenta para renovar el carné pensando que es legítimo y se encuentran con que no es válida; lo mismo ocurre a la hora de un control: los inspectores les retienen el plástico al considerarlo ilegal y le remiten el auto al corralón”.