LA MUNICIPALIDAD MULTARÁ A AUTOBUSES NEUQUÉN POR NO CUMPLIR CON EL SERVICIO

El municipio multará a Autobuses Neuquén por el incumplimiento en la prestación del servicio hoy, cuando varios ramales no cumplieron con el recorrido matinal tras ser retenidos por el gremio de los choferes (UTA).

“Este tipo de medidas, la de realizar una auditoria el lunes a las 7 de la mañana, tiene otra finalidad”, criticó el subsecretario de Transporte y Movilidad Urbana, Fernando Palladino.

La multa mínima por incumplimiento de servicio se establece en 10.000 pasajes, detalló Palladino por lo que estimó que el monto podría alcanzar a más de 260.000 pesos.

A esta cifra se le deberá adicionar la estimación de los pasajeros que no pudieron subir al colectivo, un análisis que requería un estudio comparativo para hacer una estimación de los usuarios habituales que se quedaron sin el servicio.

Unas 10 unidades de los ramales 1, 6, 8, 9 14 y 101 quedaron en la base de la empresa tras ser retenidos por el gremio de los choferes, bajo el argumento de que no estaban “en condiciones”. Tenían “fallas de frenos, ruedas lisas y problemas de calefacción”, según especificó el dirigente de la UTA, Carlos Coronel.

Según el gremio, no fueron 10 sino “más de 25” las unidades que quedaron fuera de servicio debido a que tenían algún inconveniente de funcionamiento.

“Estamos a la espera del informe de la dirección de Transporte, veremos si efectivamente estaban con problemas esas unidades y en función de los datos, se multará”, sostuvo Palladino.

El funcionario se mostró molesto porque aseguró que hubo dos reuniones previas con el concesionario, la UTA y el Municipio donde se plantearon varios de los arreglos que se pretendían “y la empresa tenía plazo hasta el 14 de mayo para hacer las correcciones; se hablaron estos temas con actas firmadas por la UTA y luego hacen estas medidas”, criticó.

Sostuvo que la auditoría de funcionamiento del parque automotor se debió hacer el fin de semana, no el lunes a las 7 “cuando los usuarios están esperando el colectivo, y no pasa”.

Por su parte, desde la UTA se indicó que el accionar fue para “no arriesgar la vida del conductor, ni la de los pasajeros por el estado deplorable de las unidades”.

Los dirigentes sostuvieron que “hace más de un mes estamos esperando que se haga el mantenimiento” y que el mismo no se llevó a cabo. A diferencia de Palladino, Coronel sostuvo que el viernes venció el emplazamiento a la firma para que efectuara los arreglos. “Vinimos a corroborar, pero vemos que no se cumplió el pedido”, insistieron.

Con el aumento de 21,67 por ciento

La falta de colectivos hacia el microcentro -desde el oeste- a primera hora de la mañana coincidió con el aumento en casi 5 pesos del precio del urbano. De 21,50 pesos, el boleto subió a 26,17; casi un 22 % de incremento.

La comuna, que aseguró que el boleto urbano no se iba a tocar en función de que los subsidios que se retiraron en febrero fueron asumidos por la Provincia, la Municipalidad y un porcentaje inclusive con aportes nacionales.

En octubre del 2018 el boleto pasó de costar $19,12 a $21,50. La nueva suba ocurrió después de 7 meses y con boleto general a $26,17.

“La suba se debe a que hubo una fluctuación de costos superior al 10 por ciento; el impacto del aumento de combustible y los insumos desde enero hasta marzo habilitó la revisión de la tarifa por el cambio en la estructura de costos”, justificó el funcionario.

El decreto 288 en el que se consignó el nuevo cuadro tarifario se aludió a los aumentos salariales de los choferes hasta marzo, que a partir de enero formaron parte de la nueva estructura de costos. El precio fue definido por decreto municipal, con el poder de la “cláusula gatillo”

Random Posts