ROBO UN MILLON DE PESOS LUEGO DE INSTALAR UNA CAJA FUERTE

Un exempleado de un colegio de Mar del Plata había instalado la caja de caudales y fue detenido por la policía, después de dar el golpe de su vida.

Un particular asaltante fue detenido por la Policía al descubrir que el robo de un millón de pesos sufrido por una institución educativa había sido obra de un experto o de una persona con conocimientos necesarios para abrir en pocos segundos la caja de caudales.

El sujeto quedó imputado por el robo de más de 1.000.000 de pesos que se atesoraban en una caja fuerte que él mismo había instalado meses antes.

Se trata de un exempleado de un colegio de la ciudad de Mar del Plata quien fue detenido tras permanecer dos semanas prófugo, acusado de robar el dinero de una caja fuerte que él mismo había instalado en la institución, informaron fuentes policiales y judiciales.

Un cómplice

Se trata de Adrián Robaína (38), quien había sido identificado como uno de los autores del robo ocurrido el 7 de junio último en el Colegio CADS de la ciudad balnearia, en el que dos hombres armados se llevaron 1.200.000 aproximadamente.

El hombre se entregó por la mañana en la sede de los tribunales marplatenses luego de estar dos semanas prófugo y fue apresado por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI), pero no devolvió el dinero.

La DDI marplatense había sido la encargada de identificar a Robaína días atrás, y la imagen del delincuente había sido difundida al igual que su identidad para solicitar información sobre él, tras el pedido de detención librado por la Justicia de Garantías.

Una fuente judicial informó a Télam que, tras su captura, el hombre fue llevado ante el fiscal a cargo de la investigación del caso, Fernando Berlingeri, pero “se negó a declarar”.

Robaína quedó imputado por el delito de “robo agravado por el uso de armas”, y fue trasladado a la Unidad Penal 44 de Batán.

“De acuerdo a la investigación, el detenido había trabajado meses atrás en el área de mantenimiento del colegio asaltado y había sido el encargado de colocar a principios de año la caja fuerte de donde luego se robaron el dinero”, explicó una fuente policial.

El imputado y un cómplice ingresaron armados y con los rostros cubiertos al establecimiento, ubicado en calle San Juan al 3594, a dos cuadras del complejo universitario de la ciudad. Tras reducir y atar con precintos a la secretaria y a la recepcionista del colegio, fueron directamente a la caja fuerte y se llevaron el dinero.

Robaína fue identificado pocas horas después tras el análisis de la cámaras de seguridad y declaraciones testimoniales, y se dispuso un allanamiento en su domicilio, pero no fue hallado en el lugar.

En el marco de la investigación se estableció además que el sujeto contaba con antecedentes penales por homicidio simple y por robo calificado en la provincia de Río Negro.

“Según se supo, el delincuente participó en el 2001 del asesinato de un policía que intentó evitar en robo en la ciudad de Bariloche”, aseguró un fuente del caso.

La identidad del cómplice que ingresó al colegio, en tanto, no pudo ser establecida por los investigadores y se cree que es quien escondió el jugoso botín que se llevaron del colegio marplatense en apenas unos minutos de actividad.

Random Posts