OTRO ECLIPSE TOTAL EN ARGENTINA SE VERA EN 2020

El eclipse solar total 2019 ya pasó y dejó hermosas e inolvidables imágenes en millones de argentinos y extranjeros que llegaron a nuestro país para ser uno de los 20 millones de privilegiados de todo el mundo que pudieron ver en vivo el mayor fenómeno astronómico según los científicos.

Otros cientos de millones más lo pudieron observar en forma parcial desde diferentes puntos del país y en todo el continente sudamericano.

El gran ballet cósmico que protagonizaron la Tierra, la Luna y el Sol, en una alineación exacta de tres cuerpos en el espacio que conjugaron en un mismo punto se volverá a repetir el año próximo.

“Se trata de una fantástica noticia y muy poco común. Argentina y Chile serán otra vez los únicos países privilegiados con el paso del próximo eclipse solar total que ocurrirá en 2020”, explicó a Infobae, el licenciado Mariano Ribas, a cargo del área de Difusión y Astronomía del Planetario de Buenos Aires, Galileo Galilei.

El eclipse solar total 2020 se verá en la Patagonia argentina y chilena

El eclipse solar total 2020 se verá en la Patagonia argentina y chilena

Y es que para que ocurra un eclipse en un mismo lugar en promedio deben pasar más de 300 años. Pero como la geografía de ambos países es tan extensa de norte a sur, el próximo será visible en la Patagonia, es decir, mucho más al sur que el que ocurrió este martes.

“Los eclipses totales de Sol tienen lugar una vez cada 18 meses en alguna parte del mundo. El 14 de diciembre de 2020, Argentina será nuevamente testigo de este fenómeno que ocurrirá al mediodía con el sol alto y durará unos 2 minutos y medio”, precisó Rodrigo Díaz, investigador del CONICET en el Instituto de Astronomía y Física del Espacio en Buenos Aires (IAFE).

El evento astronómico ocurre cada 18 meses

El evento astronómico ocurre cada 18 meses

La franja de totalidad será relativamente angosta transitará la Argentina y se verá en las provincia de Neuquén desde San Martín de los Andes, hasta las Grutas, en la provincia de Río Negro. En el resto del país y en Sudamérica se verá en forma parcial en distintos porcentajes.

Luego del eclipse solar total de 2020, el siguiente visible en la Argentina recién se producirá el 5 de diciembre de 2048. En el medio, habrá dos eclipses anulares: el primero será el 2 de octubre de 2024 y el otro ocurrirá el 6 de febrero de 2027.

Desde San Martín de los Andes, hasta las Grutas, otra vez el eclipse transitará en forma total en territorio argentino

El eclipse solar se produce cuando la Luna, nuestro satélite natural, se interpone entre la Tierra y el Sol. Así, la Luna oculta al Sol desde la perspectiva de la Tierra, estando los tres cuerpos celestes alineados entre sí.

El tipo de eclipse solar depende del Perigeo y Apogeo (distancia mínima y máxima de la Luna respecto al centro de la Tierra, en su órbita elíptica).
Los investigadores explicaron que el eclipse solar total se produce por la relación con los tamaños del Sol y la Luna y su distancia de nuestro planeta.

El Sol es 400 veces más grande que la Luna, y se encuentra aproximadamente 400 veces más lejos de la Tierra. Debido a esta coincidencia, la Luna parece lo suficientemente grande como para cubrir el Sol por completo durante un eclipse total de Sol. Por eso desde el punto de vista terrestre parece que son del mismo tamaño y ocurre la totalidad tan esperada.

Según explicaron desde el Planetario de Buenos Aires, observar el próximo eclipse solar total será una nueva oportunidad para ver la corona solar, sólo visible durante la totalidad. Se trata de la pálida, irregular y muy extendida atmósfera solar externa.

Segundos antes y después de la totalidad se puede observar el espectacular efecto de anillo de diamante, un “flash” de luz solar que se filtra por el borde lunar justo antes de los llamados segundo contacto y tercer contacto, que marcan el principio y final de la totalidad.

También se puede observar a simple vista la cromósfera: una fina capa rojiza, que está inmediatamente por encima de la superficie solar (fotósfera), y debajo de la corona- y hasta algunas protuberancias: grandes “lenguas” de gas muy caliente.

Random Posts