EXITOSO CIERRE DEL FESTIVAL DE AVIACION MAS IMPORTANTE DEL MUNDO

La mayor muestra mundial de la Aviación Experimental, Deportiva y Ejecutiva, comenzó con una multitud de asistentes que presenciaron el magnífico espectáculo.

El prestigioso evento, organizado por la EAA (Experimental Asociación Aeronáutica), se realiza todos los años a fines de julio en Oshkosh, estado de Wisconsin, a 300 km al norte de Chicago, Estados Unidos.

Este afamado festival de aviación cuenta con una impecable organización, ya que los lotes de estacionamiento ocupan más de 100 hectáreas y las casillas rodantes tienen un predio especial con servicios que acogen a las más de 500 unidades.
La mayor muestra mundial de la Aviación Experimental, Deportiva y Ejecutiva, comenzó con una multitud de asistentes que presenciaron el magnífico espectáculo.

El prestigioso evento, organizado por la EAA (Experimental Asociación Aeronáutica), se realiza todos los años a fines de julio en Oshkosh, estado de Wisconsin, a 300 km al norte de Chicago, Estados Unidos.

Allí, se dan cita más de 12.000 aeronaves de todo tipo, mientras que sus ocupantes se instalan en carpas situadas al costado de sus aviones. Además, para estas fechas todos los hoteles situados a 50 km a la redonda tienen su capacidad colmada.

Este afamado festival de aviación cuenta con una impecable organización, ya que los lotes de estacionamiento ocupan más de 100 hectáreas y las casillas rodantes tienen un predio especial con servicios que acogen a las más de 500 unidades.

Lolo con el avión de Charles Lindberg, primero en unir New York y Paris, llamado ( Espíritu de Saint Louis)

En tanto, los aviones presentados para exhibición se encuentran diferenciados por categorías: Livianos Experimentales, Clásicos y Antiguos, De Combate y Nuevos, que muestran las fábricas más tradicionales del medio.

Asimismo, hay cuatro grandes hangares que albergan a los fabricantes de partes y accesorios varios, desde un tornillo, instrumentos de vuelo, radios, hasta distintos motores. También hay una zona de feria donde todo lo que se ofrece es usado.

El Air Show 2019, el festival de aviación más grande del mundo, concluyó su actividad con un ágape en el Lago Base de los hidroaviones, en donde se bebió un tráiler de cerveza.

En horas de la noche, el imponente espectáculo mundial, que cumplió su 50° aniversario, cerró con un colorido show nocturno de acrobacias y fuegos de artificio, y fue realmente grandioso.

Un párrafo aparte que merece ser destacado, fue la excelente organización, nada que criticarle. La ayuda y preferencia hacia la prensa fue impecable durante el desarrollo de la muestra y, a raíz de las enormes dimensiones, el público asistente se logró mover en buses y pequeños trenes, que trasladaban a los asistentes de un extremo al otro dentro del gran aeródromo.

Ya con la valija repleta de nostalgia, al observar que lamentablemente estamos lejos del estilo de vida del primer mundo, tendremos que esperar una año más para reencontrarnos en Oshkosh.

Autos y aviones

Hace años, el hombre trató de combinar un avión que plegara sus alas y pudiera circular como un automóvil, para poder guardarlo en un garage.

Así, algunas de estas marravillosas aeronaves ya se encuentran a la venta, como es el caso del italiano “Terrafugia”.

Otra nave con fuerte éxito es el “Icom”, que pliega sus alas y sus ruedas sirviendo también de hidroavión. Su construcción totalmente plastificada lo hace ideal para evitar la corrosión del mar.

Finalmente, este año apareció un nuevo prototipo: el “Samson”, el cual tramita la homologación correspondiente.

Random Posts